👠9 pasos para crear tu realidad como una master

Lo maravilloso de las mujeres es que entienden el poder de la energía femenina. Cómo juntas podemos hacer cosas grandiosas. Es por eso que aquí compartiremos contigo herramientas poderosas, como este artículo. Queremos que seas la mejor versión de tí!

Esta semana te comparto un artículo de la Master Neurocoach y amiga empresaria, Idaliz Escalante.

Manifestar plenamente nuestros sueños requiere confianza, en una misma y en cómo funcionan las leyes del universo. Conocer estas leyes nos permite confiar en el proceso. Cuando confiamos en que todo lo que pedimos creyendo lo hemos de recibir, no generamos resistencia y, por ende, lo que creemos de todo corazón se manifiesta por medio nuestro.

Manifestar, es “materializar, concretizar y dar forma a lo que ya es dentro de nosotros” sea felicidad, abundancia, prosperidad, balance o cualquier cosa que deseemos hacer realidad. En otras palabras, lo que hacemos cuando estamos “creando nuestra realidad” es manifestar fuera de nosotros lo que existe en nuestra esencia interna, como una semilla. El manejo de energía (pensamientos, emociones, verbalizaciones) hace posible que saquemos de nosotros nuestro potencial y lo materialicemos.

  1. Define lo que quieres. Cuando pienses en una meta pero no estás segura o no logras tomar una decisión, pregúntate para qué quieres eso, qué harás con eso, qué pierdes si no lo obtienes, qué logras con eso…
  2. Pon tu intención en eso que quieres. Dirige tu atención (pensamientos), enfoque y energía (emociones) a eso que quieres.
  3. Cree que es posible, que ya es tuyo, que la Ley de la Atracción funciona, que Dios quiere bendecirte, que lo mereces y que ya existe en el plano de la realidad y solo falta materializarlo en tu vida. Cree que cada vez que lo piensas y diriges tu intención estás entrando en la frecuencia vibratoria de eso que deseas.
  4. Detecta y suelta los bloqueos emocionales. Toda emoción negativa como la duda, la preocupación, la ansiedad o el miedo, creará un bloqueo para esa manifestación o la atrasarán. Detecta y reconoce estas emociones cuando surjan, no las rechaces, simplemente reconócelas y suéltalas, afirmando tu creencia y tu fe de que todo es posible.
  5. Visualiza lo que quieres. Utiliza las herramientas de la visualización como imaginar vívidamente, crear un tablero de visión (vision board) con imágenes que te inspiren, practicar afirmaciones diarias, meditar… Las herramientas de la visualización son cosas que activan tus emociones al aplicar los sentidos de la vista, el olfato, el tacto, la audición y el gusto. Cuantos más sentidos apliques a la visualización más efectiva es en generar emociones fuertes y congruentes con lo que estás manifestando.
  6. Afírmalo con tus palabras. Ya aprendimos sobre el poder de las palabras. Son energía que atrae energía similar y además generan emociones; estas emociones serán una confirmación a lo que estás manifestando o cancelan la manifestación si no son congruentes con lo que pides. Si hasta ahora estabas visualizando abundancia pero al hablar solo hablas de escasez y carencia, las emociones de la escasez y la carencia serán más fuertes que lo que estabas visualizando. Continuamente verifica si tus palabras son congruentes con lo que deseas manifestar y habla en tiempo presente como que ¡ya eso es!
  7. Toma acción. Para tomar acción los pasos pueden ser grandes o pequeños, no importa, haz lo que sientas en tu corazón. Recuerda que muchas veces la escalera no se ve hasta que damos el primer paso. En tomar acción estás moviendo energía. Y no importa si esa primera acción no dio fruto, en realidad, al mover la energía es imposible que no suceda nada, lo que sucede es que a veces el resultado llega por otro medio que no era el que esperábamos. ¡Confía! Da cada paso con fe, sabiendo que te estás moviendo a favor de tus sueños. No hay acción correcta o incorrecta, si sientes hacer algo en particular confía en tu instinto.
  8. Mantén el entusiasmo y la expectativa. Cuando ordenamos algo que sabemos que viene nos mantenemos contentas porque eso está en camino. Cuando pedimos a Dios o al universo, sin dudar nada, así nos deberíamos sentir: con entusiasmo y a la expectativa. Si no te sientes así, revisa tu creencia y tu confianza. Prepara el camino, el espacio, tu agenda, tu vida para lo que viene de camino que has estado manifestando. Eso de por sí es un paso de acción que mueve la energía y afirma lo que deseas.
  9. No solo debes agradecer lo que estás manifestando como muestra de tu fe de que eso viene, más importante aún es agradecer lo que tienes ahora, agradecer el proceso, incluso agradecer lo que no tienes ahora.

Todo el tiempo estamos manifestando. La diferencia está en que ahora, siendo conscientes de que manifestamos según lo que llevamos en el interior, podemos tomar mejores decisiones e influir en nuestra realidad partiendo del conocimiento y de la asertividad de quiénes somos y el poder que tenemos para crear nuestra realidad. Ya no estamos en el lugar de víctimas de las circunstancias de la vida sino que, como cocreadoras, asumimos responsabilidad y transformamos nuestro presente y futuro.

 

Idaliz Escalante

Master Neurocoach

Fundadora de Mujer Empresaria de Hoy

idalizescalante@gmail.com

Autora de “El Secreto para la Manifestación de tus Sueños”.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *