El liderazgo empresarial; clave para sobrevivir en estos tiempos

Cuando hablamos de liderazgo empresarial nos referimos a la cualidad que ostenta una persona al mando de una compañía y que le permite influir en el comportamiento y en las decisiones de los demás.

Supervisar y administrar personal requiere más que conocimiento en las funciones gerenciales (planificar, organizar, dirigir, coordinar y controlar). Requiere también del talento de los que están a cargo de la gente y los procesos (sistemas) del negocio.

En ese sentido, el liderazgo empresarial se vuelve crítico y pertinente en estos momentos, emergiendo como un conjunto de habilidades que combinan habilidades personales, técnicas y sociales que favorecen el desempeño, el rendimiento empresarial y mejora el clima de trabajo. Un buen liderazgo empresarial conduce a la productividad, mediante la colaboración y confianza. Y redunda en el bienestar del trabajador y de la empresa misma.

Podemos enumerar tres componentes del liderazgo empresarial

1.Habilidades personales– cuando nos referimos a habilidades personales desde la perspectiva del liderazgo empresarial tiene mucho que ver con el control y equilibrio de las emociones. En otras palabras, que ese líder tenga inteligencia emocional para que pueda mantener el equilibrio y la objetividad en medio de todos los retos que se presentan a diario. Cuando un líder no puede con la carga de las responsabilidades y no tiene un buen manejo de sus emociones, termina olvidando la ética y enfocándose solo en la meta al costo que sea, muchas veces olvidando los principios propios y tomando acciones que laceran las relaciones con los demás, que ponen en riesgo su negocio y muchas veces su salud física y mental.

2. Habilidades técnicas-Usted puede tener todo lo demás, pero si no conoce la parte técnica del negocio en el que está, no tendrá la capacidad de tomar buenas decisiones empresariales y siempre dependerá totalmente de terceros. Conocer la parte técnica le permite argumentar sus decisiones porque tiene una visión integral del negocio y su equipo no dudará de su juicio al momento en que tenga que tomar las decisiones necesarias para que se ejecuten los planes y proyectos de la empresa. Conocer la parte técnica le da credibilidad también no solo frente a su equipo, sino frente a colaboradores y hasta en el aspecto financiero.

3.Habilidades sociales– se refiere a desarrollar excelentes relaciones con todos los miembros de la organización incluyendo sus empleados. También con suplidores, clientes y hasta colegas de la industria. Mientras mejores relaciones tienes, más oportunidades tendrás de sobresalir en el mercado. Cuando tienes la capacidad de llevarte bien con los demás y necesitas ayuda tendrás una mano dispuesta a ayudarte. Pero si tu ego es tan grande que ves a todos como menos o siempre estás en controversias, al momento de la necesidad no tendrás a quien recurrir.

El liderazgo empresarial es el motor que conduce a la empresa hacia una mejora continua, es lo que asegura que en medio de las dificultades el negocio se mantenga en pie.

Recuerda que las destrezas de liderazgo se pueden desarrollar. Es un proceso continuo de educación, “mindset” y sobre todo compromiso personal para seguir mejorando.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *