📋 Guía rápida para sobrevivir en una posición gerencial

Vivimos en una sociedad donde la gente no quiere seguir normas y donde el Patrono muchas veces, aunque sea el mejor del mundo, por el mero hecho de estar en una posición  de autoridad,  es considerado el enemigo…

Por eso, basado en mis experiencias te comparto esta guía rápida para que puedas sobrevivir en el ambiente laboral como Gerencial.

  1. Todo lo que hagas hazlo con amor. Así diariamente le darás una lección a aquellos que se empeñan en hacerte la vida más complicada. Tendrás que tomar decisiones difíciles, pero si buscas hacer lo correcto, el proceso será más fácil. Y nunca olvides… trata a la gente con respeto, para que te respeten.
  2. Aprende, Aprende y Aprende.  El hecho de que estés en una posición de autoridad no te hace ser automáticamente un experto/a.  Ten la humildad de reconocer en qué áreas debes mejorar y aprende de aquellos que saben. Y no olvides darle el crédito por eso. Todos los días se aprende.
  3. Date a respetar desde el principio. Compórtate de una manera profesional. Se amable, pero no demasiado cariñoso/a, no entraste a un concurso de simpatía; tu trabajo es lograr resultados. Mantén una distancia prudente, evita los “jangueos” y el amiguismo, porque al final del día se crean resentimientos, bochinches y situaciones desagradables. Date a respetar con tus acciones y comportamiento. Que tu palabra esté donde está la acción.
  4. No te tomes nada personal. Es natural que tengamos diferencias por asuntos del trabajo. Pero no se puede tomar personal.  Debemos separar las situaciones de las personas, excepto que las actitudes sean tan negativas que afecten directa y constantemente el ambiente de trabajo.
  5. Comparte tu visión. Se claro/a en cuanto a lo que será tu misión y envuelve a la gente en el proceso.
  6. Tienes que estar dispuesto/a a pagar el precio. Los que llevan mucho tiempo como dueños de negocio o como Gerentes saben que te criticarán, te odiarán, te verán como el enemigo, muchas veces por el simple hecho de hacer tu trabajo. Tienes que tener tus principios y tu identidad bien claros. Debes ser consistente y persistente, porque si no, no resistirás la presión.
  7. Siempre actúa desde el principio de buena fe. Dicen que cosechas lo que siembras. Los resultados que tengas tarde o temprano van a estar basados en lo que sembraste. Si siembras injusticia, malos tratos o llevarte crédito por lo que no haces, el resultado será que nadie te quiera en ninguna parte y que muchas puertas se cierren. Si por el contrario siembras oportunidades, sabiduría, justicia, respeto y amor, se te abrirán puertas todos los días y siempre habrá gente dispuesta a seguirte o acompañarte en el camino.
  8. Establece límites. Es difícil no sentir apego, cariño y hasta desarrollar amistad con alguien que ves a diario. Sin embargo, hay que ser bien cuidados@ en no cruzar la línea de pasar a una relación demasiado íntima. Cuando se cruza esa línea no hay vuelta atrás.  Cuando hay demasiada intimidad o confianza, se pierde la objetividad. Así que mucho cuidado, no sea que termines poniéndote en una situación de peligro.

Si necesitas ayuda desarrollando tus destrezas gerenciales no pierdas la oportunidad de participar de nuestros Programas de Capacitación. Mira nuestros cursos aquí

#RHSOS.

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *